"Nunca más veremos juntos tiempo, lugar y seres amados. O casi nunca, y es vano confiar en que revivan combinaciones perfectas"
( Arnold Lunn. Montañista y escritor ingles 1888-1974 )





sábado, 30 de agosto de 2014

15. El negativo 25 de Walter Mitty


La anónima labor de revelado de Walter Mitty aporta autenticidad a una rutinaria foto de Sean O'Conell. Y no desmerece en absoluto la portada de agosto de 2014 de Life ;-) 


Si me hubieran dicho en 1985 que mi G/S aparecería en la portada de LIFE en agosto de 2014, no me hubiera extrañado lo mas mínimo. Y puesto que la pitonisa del futuro estaba tan complaciente, le hubiera preguntado si durante todo ese tiempo llegaría a materializar mis proyectos pero sobre todo, si mantendría la pasión, la pasión por mis sueños, la pasión por volver a mis lugares amados y...vaya! la pitonisa desapareció..! Creo que tocaba vivir poco a poco y sin prisa todos estos años. 

Tempus fugit..

Han pasado ya 20 años(!) desde que barnicé el suelo de mi estudio de Vielha. Corría el otoño de 1994 y tenia el entusiasmo desbordado por realizar reformas. Como lijé en exceso parte de una lama de madera, aproveché - nunca mejor dicho- el momento para colocar las dos mágicas palabras "Tempus Fugit".


Las letras de papel pegadas con esmero en 1994, necesitarían ahora una nueva capa de barniz(!) Agosto 2014


Siempre me ha dado por hacer cosas así. Si en el cuaderno del colegio hacia un borrón escribiendo, para arreglarlo, o bien empezaba todo el papel de nuevo o bien realizaba algún dibujo que lo mejorara.. Por suerte, el tiempo me ha ido corrigiendo este afán de perfección. Ademas, hoy día ya no hay problema en corregir borrones con el ordenadorverdad?




La montaña de la Tuca ofrece desde una agradable lluvia de verano hasta una nevada y luminosa mañana de febrero de 2009 ;-) 

Cuando escribí sobre el suelo las premonitorias palabras "Tempus Fugit", pensé que debía aprovechar al máximo el tiempo en el Valle de Aran, recorrer todos los senderos, atravesar sus bosques, alcanzar las cumbres nevadas... Quería sentir el Valle como Arnold Lunn amó el Oberland Bernes o Gaston Rebufat los acantilados de su Marsella natal. Incluso me imaginaba sentado sobre una cornisa nevada viendo la puesta de sol tras una intensa jornada de montaña. Al releer a Lunn, me apercibo de su influencia en mi juvenil percepción del misticismo alpino.. 

"Recuerdo como si fuera ayer el momento en que deje para siempre a un lado el materialismo. Tenia entonces diecinueve años. Volvíamos mi hermano y yo de una gran escalada, y estábamos fumando tranquilamente una pipa, sentados en un puerto a pocos miles de metros por encima del valle, sumergidos en la opulenta melancolía de un atardecer alpino.
La brisa vespertina servía de dulce pedal a la música de un arroyo junto al glacial, que se desvanecía en un piano al levantarse el viento. Cien kilómetros más lejos, la blanca barrera del Oberland respondía al saludo del sol que se ocultaba. la calígine dorada dominaba las sierras compactas y disolvía la solidez de la roca y tierra en una sucesión de luminosos planos que se fundían en un fondo de sombras más denso cada vez.."
( Recuerdos de montaña, Arnold Lunn 1949 ) 

Calle principal de la Villa de Luchon. Al fondo, las eternas cumbres nevadas atraen con su magnetismo a todo alpinista que se precie.

Y que puedo decir ahora, después de 20 años?

Pues que justo acabo de empezar..!  
Tal y como titula la portada del vinilo de Monty Alexander Trio, We've only just begun" ;-)

Camino al Montcorbissum envuelto de una bruma que confiere al paisaje un aura de misterio e inmortalidad (  agosto de 2008 )

Todos los años he subido regularmente al Valle, pero nunca he llegado a permanecer todos los días seguidos que había imaginado en 1994. No he llegado a estar sentado en ninguna cornisa nevada en un atardecer sobre el Valle, ni tampoco he coronado todas las cumbres..


Desde la ladera del Montcorbissum, se puede ver la panorámica del Valle mas extensa, desde Viella hasta el Naut Aran ( 27/7/2008 )


Leer a Lunn y Rebufatt ha sido muy inspirador, como también lo fue leer los viajes en moto por Europa publicados en los SoloMoto 30 de los años 90. Pero tampoco llegué a realizar ninguna de esas míticas salidas(!) 

En cambio, me dediqué a descubrir parte del Valle de Aran con la G/S y apenas salí de nuestras fronteras (con la excepción del fugaz viaje a Marsella). Hasta el padre de un amigo mio me dijo un verano: 

"A tu edad yo había recorrido media Europa con un citroen 2CV, así que imagínate lo que habría hecho con esta moto.." ( sic )





En esta secuencia de tres fotografías en Artiga de Lin (1986), me acerco al inmenso nevero perpetuo que se encontraba al fondo, justo debajo del Coth de Horo. La moto la dejé a mitad de camino. Fue una feliz combinación de moto y montañismo ;-) 

Han tenido que pasar 25 años para que realice las primeras incursiones "serias" por Francia con la G/S. Buena parte gracias al grupo de clásicas. Y me alegro mucho por ello. Por hacerlas ahora y no antes. 

A los veinticuatro años, realizabas las salidas a Europa/otros continentes porque era el momento de hacerlo. Porque a esta edad estás relativamente libre y solo te reclaman tus amigos moteros- o no - Seguramente mas pronto o mas tarde te casaras, tendrás hijos, responsabilidades, hipotecas,...Hasta incluso puede que acabes vendiendo la moto..;-)

Por supuesto que cada cual tiene su propia historia. En mi caso, mis amigos abandonaron las motos ( cotas 74. enduros 75, bultacos y alguna vespa.. ) por los coches al cumplir los 18 años. Podía también haberme apuntado a una peña motera para realizar salidas, pero no estaba tan desesperado ;-)  Así que seguí rodando con mi G/S por mis piedras cercanas y me perdí el momento en "que tocaba" hacer las salidas al extranjero.

Monumento en Luchon a los soldados caídos en la 1ª Guerra Mundial. Se precisa una cierta percepción experimental para valorar lo sucedido.

Conclusión de todo lo anterior: 1º conservé mi moto(!), si hubiera rodado con ella por Europa seguramente habría acabado cambiándola con el tiempo por otra mas nueva, potente, veloz.. 2º hoy día, mi percepción para conocer y valorar otros  países  es infinitamente mas rica y compleja que a los veintitantos, edad donde básicamente buscas aventura o/y diversión.

Un jueves de mercado en otra mañana brumosa de Vielha ( 2003 )

A veces pienso que mi ritmo mas pausado en el aprendizaje de la moto es el que me ha permitido mantenerla hasta hoy. Y la suerte de haber conservado la G/S es paralela con la suerte de tener mi segundo hogar en el Valle. Ello me permite volver siempre en cualquier momento, y especialmente a los lugares amados, algo a lo que me refiero mas adelante..

En 1994, Tempus fugit significaba el deseo de sumergirme en el Valle. En 2014, con idénticas ganas de seguir descubriendo nuevos lugares, estas palabras adquieren matices que antes no podía apreciar, es la percepción experimental a la que me refería en Dias de vino y rosas (II)

La aventura empieza escrita en un papel en los 80..( y me refiero a los años 80, claro )

Sería una mañana soleada de 1980. Bohemius estudiaba en Zaragoza las oposiciones para la AGM y yo debía hacer lo mismo en el piso de al lado en Lleida. Sin embargo, Manuel que aun no tenia el carnet de coche y no sabia estarse quieto, me convenció para realizar una pequeña excursión con las dos cotas 74, la mía y la de Bohemius, que dormitaban en el garaje de Prat de la Riba. Sin pensarlo mucho, nos dirigimos hacia la nacional 230 y tras atravesar pueblos como Alguaire, Almenar, Alfarràs,.. cogimos un desvió que nos llevaría hacia el embalse de Santa Ana.


Aguas abajo del río Noguera Ribagorzana visto desde la presa de Santa Ana (2006 ) 25 kilómetros al fondo estaba nuestro punto de origen, Lleida.


Algunos de mis alumnos ( hoy día ex-alumnos ) en una visita a la presa en 2006. Sus sueños seguro que no eran muy diferentes a los míos de 1980.

Paramos en una fuente que se encuentra debajo de El Poblado y escribí unas emotivas palabras en un papel que luego enterré justo al lado.

Años mas tarde volví a la misma fuente pero no pude encontrar el papel, algo lógico pues el papel se degrada con el tiempo y la humedad. Y tampoco recordaba lo que había escrito. Aunque teniendo 18 años, seguro que era un mensaje con muchos interrogantes..



En un bosque centenario parece que nada cambie con los años y sin embargo todo está en un continuo movimiento dentro del ciclo de la vida. Todo tiene su sentido, la hoja caduca deja de cumplir su función fotosintetica y posa sobre el verde musgo para ser reabsorbida lentamente de nuevo como materia orgánica, de esta manera su esencia continua presente. Si enterramos un papel, éste acabará también formando parte del conjunto.(Jardines del Palacio de Aiete, Donostia agosto 2014 )


Cuando he dejado un "punto tesoro de interés" (actividad actualmente denominada geocaching ) siempre he pensado que sentiría después de años al releerlo.., habría realizado mis sueños? cuantas cosas habrían cambiado? Habría cambiado yo? 

Ahora para mi ya no tiene sentido saber que sentiré después de unos años.., pues todos mis proyectos y sueños están en el tiempo presente (!) Ello no es óbice para que siga escribiendo, aunque esta vez en un medio que no se degradará como el papel bajo la tierra ;-)

La historia del papel del embalse tiene para mi mucho en común con la reflexión de Maya (una guapísima Virginia Madsen) frente a una  botella de Pinot Noir (mucho mas evocadora que una hoja de papel..)

"Me gusta pensar en la vida del vino. En que es una cosa viviente. Me gusta pensar en qué estaba sucediendo mientras crecían las uvas, cómo brillaba el sol, si llovió. Me gusta pensar en toda la gente que cuidaban y recogían las uvas. Y si es un vino añejo, pensar en cuántas de esas personas habrán muerto. Me gusta la continua evolución del vino, ya que la botella de vino que abro hoy tiene un sabor distinto si la abro cualquier otro día. Y es que una botella de vino está viva y constantemente evolucionando, haciéndose más compleja. Claro, eso es hasta que llega a su punto culminante, luego comienza su inevitable declive.." 

(Virginia Madsen  Entre Copas, 2004)


La felicidad de los lugares encontrados

Parte de lo que he escrito redunda de algunas entradas anteriores. Ademas, me había puesto como fecha límite terminar la entrada este mismo viernes - estamos en la madrugada del sábado 30 de agosto.. Así que me perdonarás si cometo algunas incorrecciones ( que corrijo a primera hora del sábado ;-) Por otra parte,  puede que sea el momento de cerrar un ciclo que empecé en febrero de 2009.

Anton Chejov decía "Uno no termina con la nariz rota por escribir mal; al contrario, escribimos porque nos hemos roto la nariz y no tenemos  ningún lugar donde ir.."

Ahora me toca volver a romperme un poco la nariz - en sentido figurado - antes de escribir de nuevo. Y ademas, quiero volver a mis lugares amados.







Algunos de mis lugares amados, y a la derecha al fondo, Viella ( 13/8/2010 )

En la cabecera del blog figura un fragmento de Arnold Lunn que dice:

"Nunca más veremos juntos tiempo, lugar y seres amados. O casi nunca, y es vano confiar en que revivan combinaciones perfectas"

Es una frase que ahora querría interpretar como un Tempus Fugit, es decir, "aprovecha el momento porque la combinación presente nunca volverá a repetirse"

Sin embargo, Arnold Lunn escribió estas palabras convaleciente desde el hospital de St Mary y recordando un pasado que no volvería. Sus pensamientos retornaban a su amado Oberland Bernes, algo totalmente comprensible para una persona postrada en la cama y que necesitaba evadirse a sus recuerdos felices. Sin embargo, el texto completo es un texto nostálgico, melancólico y triste. Dice así( ya lo incluí en la entrada Horizontes perdidos 1974):

"He escrito este capitulo esforzándome en superar la fatiga y el dolor, pero en el he tenido mi recompensa. Mi espíritu ha vuelto a las montañas de mi juventud. Los años se desvanecen, y retornan los muertos amados. Una vez más cuatro amigos conciertan sus cristianias bajando al amanecer por las nieves del Oberaar. Una vez más descienden sin apresurarse a través de los fragantes pinos, hacia Rosenlaui, mientras cien arroyos henchidos llenan el valle de armonías, cantando a la primavera. Nunca más veremos juntos  tiempo, lugar y seres amados. O casi nunca, y es vano confiar en que revivan combinaciones perfectas."

Esta nueva lectura me hace pensar que nosotros sí tenemos una nueva oportunidad. No estoy postrado en la cama, y nada me impide salvo la rutina diaria, volver a mis lugares amados y sentir de nuevo la fragancia del valle (!) 

Y hay tres de estos lugares de los que quiero dejar constancia en esta entrada..

Un lugar encontrado recientemente..

A primeros de julio de este año, realicé una salida con mis amigos Bohemius y Miguel a Espot, por segunda vez en los últimos tres años. Y esta vez, Bohemius tenía por fin su deseada Honda Vigor 650, una gran moto monocilindrica de trail, que substituye a su estimada hondita two fifty de carretera. Ello nos permitía realizar buena parte del trayecto por caminos de montaña, en particular el sendero que discurre entre Llesui i las pista de Superespot.

  









De todo el viaje, que fue increíble, lo mas entrañable fue la llegada al bosque que rodea las pistas de Superespot. Una inusual fragancia de pinos nos devolvió al instante a este mismo lugar cuando teníamos 17 años. Digo "nos" porque justo parar en una curva del camino,  Bohemius me preguntó: 

"¿tu también lo has notado?" 

Era un olor increíble de pinos, único y característico de esa zona, y que no recordaba desde hacia muchos años. Si no lo percibimos hace tres años cuando  fuimos a Espot después de 25 años, era porque no llegamos a dejar la carretera, debido a que Bohemius tenía la hondita CBR250 no apta para pistas. Pero esta vez llegamos a Espot por pistas y volvimos a revivir con intensidad uno de los lugares amados. Ahora estoy seguro que no tardaremos tanto en volver la próxima vez..!


Un lugar olvidado..

A primeros de agosto de 1994 realicé una excursión por el Valle de Aran con mi amigo Jordi de Ibiza. Nos levantamos de madrugada y el día se presentaba con niebla. Todo lo que recuerdo de aquella mañana es que recorrimos con su todoterreno infinidad de caminos envueltos de una espesa bruma. Y que paramos en un recodo donde realicé una única foto en b/n con mi cámara analógica Kiev 88. El aspecto era fantasmagórico y durante mucho tiempo pensé que difícilmente llegaría a saber el lugar. 


Fotografía realizada en b/n a primeras horas de la mañana en agosto de 1994. La localización del lugar la descubrí por casualidad 14 años después..

Bastantes años mas tarde, exactamente el 6 de agosto del 2007 a la una del mediodía realicé la siguiente foto entre muchas (esta vez ya con la cámara digital Sony R1 ):


Curva del camino de subida a las pista de la Tuca ( 6/8/2007 )

Lo curioso es que no me apercibí hasta algunos años después que las dos fotos correspondían al mismo lugar..! De la primera foto solo guardaba una copia en papel. Y era difícil que coincidiera con las fotos digitales guardadas en el disco duro. Tuve una intuición un día ordenando las fotos donde había una composición que me resultaba raramente familiar y..acerté! Si te fijas, uno de los detalles que delatan que es el mismo lugar son las ramas del abeto de la derecha (!).

El afluente de agua atraviesa el camino justo en una curva muy bonita de subida a la Tuca. Las dos fotos siguientes están tomadas si bien en momentos distintos, desde las rocas de la fotografía anterior.  


Subida a las pistas de la Tuca (la G/S se encuentra en sentido contrario) el 6/8/2007  


Misma localización el 5/8/2009 He vuelto también mas adelante..


Y un lugar mágico..

Y por último, hay un tercer lugar muy especial, es un lugar mágico que contiene una fuente de agua y de felicidad. Creo tener la suerte de conocer este lugar. Sophie me lo enseñó ;-) Y también pienso volver. 



La quintaesencia de Life


Las fotografías han tenido un papel clave a lo largo de todo el blog..(!) Las fotos analógicas fueron realizadas en su día por una cámara ya clásica en los 80 como era la Woiglander Bessamatic. Posteriormente, con ocasión de un viaje a Rusia, adquirí una Kiev 88 con negativo de formato 6x6.

Entré en la fotografía digital inicialmente con una cámara de vídeo Sony PC10 en 2003. Mas tarde, en 2007 compré una fantástica compacta con sensor de tamaño reflex APSC, la Sony R1, que todavía me acompaña por su increíble óptica y practicidad de uso. Últimamente, por su menor tamaño, alterno su uso con una compacta Canon G15, una cámara que permite también la filmación en HD ( 1920x1080 ).




En esta última entrada, rindo homenaje con el negativo 25 a una escena que pasaría desapercibida, de un día cualquiera y que forma parte de mi rutina habitual. Y el retoque digital de Walter Mitty la convierte en la quintaesencia de Life. Así la G/S llega a ser portada de agosto, algo que queda fantástico como despedida - o hasta pronto - por un tiempo..



Y por último..




No podía dejar de comentar mi iniciación durante este verano en el Longboard..¿Alguien dijo que era tarde para ello? Veréis que por la forma de colocación de las piernas soy un Goofy. Ahora, confío no romperme la nariz como Chejov..!


Hasta siempre..! ;-)